Editorial: Chile y sus lectores

El próximo sábado celebraremos nuevamente el día del libro y es en ese marco que es necesario hacer una reflexión sobre los hábitos lectores en estos tiempos. Hace un par de días en una de mis clases pregunté a mis alumnos cuál era su libro favorito para así preparar alguna actividad acorde a la celebración del próximo sábado. Fue grande mi sorpresa ya que en un grupo de veinte alumnos sólo unos pocos lograron nombrar un par de libros que habían leído y que recordaban gracias a la versión cinematográfica. Nombré enseguida algunas novelas que según su edad debían conocer pero nuevamente la única respuesta obtenida era que sólo conocían la película pero nunca habían leído el libro. Me pregunto si es ésta la realidad general o es quizás una visión más acotada de un grupo de personas que si bien cuentan con los recursos para adquirir libros sólo utilizan las redes sociales y acuden al cine para ver películas de moda y que por lo tanto no tienen ninguna conexión con la literatura escrita en su país o en algún otro rincón del mundo.

Es difícil imaginarse el panorama sin algo de información estadística, según el Chile y los libros de la Fundación La Fuente del año 2010, de una muestra de 1001 casos de lectores de ambos sexos y diferentes edades, un 52,8 % de los encuestados dice no leer nunca o casi nunca y un 47,2% dice ser lectores frecuentes u ocasionales. Sin embargo y según los detalles del estudio el porcentaje de las personas que no leen (un 45,7%) casi dobla en cantidad a los lectores frecuentes (26%). ¿Será esto un reflejo de la realidad actual chilena? ¿Podremos extrapolar esta información a nuestros adolescentes?

Otro dato interesante es que el porcentaje de los no lectores se ha incrementado desde el año 2006 con un 44,9% a un 52,8% en el año 2010 y frente a la interrogante de cuál es la razón por la cual las personas no leen un 37,3% dice que se debe a la falta de tiempo.

Las cifras expuestas no son para nada alentadoras y es en ese contexto que debemos preguntarnos cómo podemos contribuir a un aumento de la lectura y en ese contexto ayudar a contribuir a la difusión de autores más desconocidos y/o que trabajan con temáticas menos tradicionales. Es quizás el uso de las redes sociales y blogs una herramienta que pueda contribuir a la difusión de la lectura, o la creación de nuevos tipos de intercambio de libros entre lectores.

Se deja abierto el tema para discusión.

 

Carolina Yancovic

Editora Revista Telescopio

 

descarga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s