Poesía: Jean Jacques Pierre-Paul

29-10-2008: Fecha de ingreso al país del otro

Nervioso bajo sin darme cuenta
Los peldaños del avión
Algo en el aire me acaricia violentamente
Alguien mira hacia el oeste
Y pronuncia dulcemente la palabra frío
Algunos me miran largamente
Siempre me ha gustado
Que me miren con curiosidad

Me dirijo a la zona de control
Dentro de la maleta pequeña
Hay un par de pantalones nuevos
Y unas cartas de despedidas que no debo leer

Delante de mis piernas
Entre el primer amanecer
Y mis fragmentos más íntimos
Descansan dos maletas grandes
Llenas de sueños crónicos
He entendido que los libros y los sueños
Son indispensables para un viaje seguro

Una brutal danza de pensamientos renovados
Altera la capacidad de concentrarme
No puedo parar de pensar
En los que en algún momento
Han caminado en mis sueños
Los que en algún momento
Han vivido en mi soledad

El funcionario de la PDI
Me pregunta luego de examinar mi pasaporte:
¿Cual es motivo de su viaje?
Contesto sin vacilar:
Busco un país poéticamente libre
Bienvenido, agrega súbitamente el funcionario
Mostrando dos pliegues menos en su frente,
No sé si lo que tenemos se llama libertad
Pero estamos cada día mejor
Se lo puedo asegurar
Todos nuestros caminos llevan al mall
Bailamos una vez al mes
Hay una biblioteca pública en cada población
Y tenemos tres tumbas de poeta para visitar
No sé si la libertad sirve para escribir
Palabras peligrosas sobre muros obscenos

Por lo menos todos tenemos
La libertad de elegir
Entre la izquierda y la derecha
Entre el dolor del olvido
Y la memoria del dolor
Tampoco sé si podremos amarle
No se preocupe con el tiempo aprenderemos

¿A qué se dedica usted?
-Soy poeta y cazador de dictadores
-Hablo de la vida real.
¿Qué hace con su vida cotidiana?
-Lo mismo señor.
– Dudo que acá encuentre un buen trabajo, añade el PDI
-Lo intentaré señor

¿Tiene algún contacto o conocido en el país?
-Si, por supuesto
¿Quién es? Dígame su nombre
-Pablo Neruda
¿Se burla de mí?
-No señor, de ninguna manera.

Junto mi mente y mi fuerza
Arrastro lentamente las maletas
Subo al primer taxi que aparece
Sin preguntar nada al conductor
Me abandono a mi propio silencio
Cada vez que algo altera nuestra realidad
Debemos sentirnos afortunados
Siento que algo en mi cambiará para siempre
Me acordaré de todas las veces
Que hice el amor con una isla

Lo que todos llaman sangre
En realidad es el mar
Que me compaña en todas partes
Siento el furor de sus olas contra mis sienes

Mi abuelo decía que cuando un isleño se va
El mar llora durante una eternidad
Somos guardianes de sus encantos

Entro en un hotel sin estrellas
La triste luz de la urbe me asusta
Debe ser placentero amar
A una ciudad que no conozco
Debo intentarlo
Es una cuestión de supervivencia

Me sentaré en la orilla del destino
Con los ojos empañados
De primaveras invencibles
Dirán que soy el comienzo
De un país imaginario
O la geometría dudosa de todas las caídas
Me acusarán de cobarde traidor o valiente
Pero no seré nunca
Un abusador de la función dramática de la vida
A partir de ahora sabré venerar
Una patria íntima y consiente
El tiempo y la vida significan lo mismo
Mi única vocación es no traicionar la belleza
No quedarme nunca sin primavera

Lo primero que aprendí en el país del otro
Es que la nostalgia es un bosque salvaje
Donde todos aprendemos a besar la ausencia

Tanto tiempo caminando
Tantos caminos recorridos
Para ser una simple piedra
En los zapatos del destino

Una simple piedra
En los zapatos del destino

Si yo pudiera volver atrás
Haría de mi viaje, de mi vida entera
Un ensayo sobre las cosas
Que menos me impartan

 

 

Nada existe sin un poco de soledad
(Para Damaris Calderón)

hoy descubrí que hay una felicidad eterna,
eterna e incorruptible
dura menos que una rugosa cadencia
hoy descubrí que la vida es una nostalgia infinita
cada vez que la primavera se dirige hacia el sur
tenemos todos la posibilidad
de proclamar una muerte distinta

aprendí también que detrás de tus ojos
hay poemas desesperados por nacer
las manos solitarias bailan
para defenderse del amor sin fuego

tu mirada nos enseña que la soledad
es desgraciadamente una casa
que nadie habita solo
eres ese verso que nunca pudiste escribir
por eso las grandes aguas del mundo
defienden tu cadencia
como la más impecable de las virtudes

(somos todos nostálgicos de algún delirio)

aquí estoy vecina tratando de ser indeseable
vivir nunca será suficiente
por eso existen los abismos
despertarse consiste en mirar un abismo
hasta abrir los ojos

ningún poeta puede sangrar
más que el río que cruza todos los días
siempre es tarde para hablar
no practicas ninguna táctica de autodestrucción
excepto escribirte
no hay nada más bello
de sobrevivir a nuestra propia autodestrucción

soy el errante cazador de dictadores
eres mi vecina mirando hacia el sur
los dos sabemos que las islas también mueren los dos sabemos que naufragar
en nuestra propia agua
ya no se llama revolución

 

Lee también: Poesía: Jean Jacques Pierre-PaulConvocatoria Primer semestre 2018¿Por qué nadie es Joane Florvil? Por Jean Jacques Pierre- PaulEntrevista: Cristian Geisse

Jean Jacques Pierre-Paul

(Haiti-Chile, 1979 )

Foto para LasVoces 2- cortada

Jean Jacques es poeta, pintor-ilustrador y traductor.  Nos asegura que habita tres ciudades al mismo tiempo: Jacmel, Santiago de Cuba y Valparaíso. Él es de estos soñadores que creen que la poesía y el amor pueden salvar el mundo. Durante una de sus múltiples intervenciones en los espacios literarios y culturales de Chile, donde está viviendo actualmente  precisó lo siguiente: “Para los que no lo saben, voy a afirmar que es casi imposible ser haitiano sin ser poeta utópico, anticolonialista y cazador de dictadores”

Nació en Jacmel, ciudad  nombrada Ciudad Creativa por UNESCO por su artesanía y sus artes populares y su Centro Histórico es patrimonio nacional.

Escribe y publica en español, francés y creole. La mayoría de sus libros son editados y publicados en Chile.

4 Comments Add yours

  1. Edith Gonzalez says:

    “Mi única vocación es no traicionar la belleza
    No quedarme nunca sin primavera”
    Waw !!! que lindo.
    Me encanta este poeta. Es un placer leerlo. Tengo su colección completa , mi familia y mis amigos lo han leído también quedan fascinados.
    Que alegría tenerlo en Chile aportando con su defensa de la belleza…..

    Like

  2. Estimada Edith, Muchas gracias por tus palabras.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s