Reseña: Liceo de niñas

“Liceo de Niñas” la circularidad del Tiempo

Por Carolina Hernández Parraguez

Elenco
Nona Fernández, Roxana Naranjo, Carmina Riego, Francisco Medina, Felipe Zepeda

Dramaturgia                       Dirección
Nona Fernández                 Marcelo Leonart
Diseño                                   Iluminación
Catalina Devia                      Andrés Poirot

Música                                  
José Miguel Miranda

Realización

Rodrigo Iturra

Producción
Francisca Babul

Funciones:

15/03 al 14/03 a las 20:00 horas en el Teatro Nacional Chileno ubicado en Morandé 25, Santiago, Región Metropolitana. Valor: General $6.000 – Estudiantes y convenio $4.000 – Jueves popular $3.500.  Más información aquí

Liceo de niñas, obra que se estrenó el año 2015, vuelve a escena en el Teatro Nacional Chileno. Bajo la dramaturgia de Nona Fernández y la dirección de Marcelo Leonart, la obra narra el encuentro contradictorio entre un profesor de física de un Liceo Emblemático femenino en el año 2015 y tres estudiantes atrapadas en un subterráneo del mismo establecimiento desde una toma realizada en 1985.

A partir del diálogo delirante entre el profesor y las estudiantes, la representación nos invita a reflexionar sobre la circularidad del tiempo en el contexto educacional chileno. La fractura temporal entre “La gran toma” de 1985 y las manifestaciones estudiantiles del 2011, desafiando la contradicción entre la estática temporal y las trasformaciones sociales que ha sufrido Chile desde la Dictadura hasta nuestros días.

El texto dramatúrgico devela la acuciosa investigación que realizó Nona Fernández sobre pedagogía y educación. Un ejemplo relevante es que un profesor pueda sentirse identificado con las problemáticas cotidianas de la educación pública, además de revindicar el ejercicio docente en base al estereotipo del profesor de física abnegado, con postítulos y que no tiene vida propia por entregar su vida a la educación. Alusiones culturales que interpelan de manera irónica al espectador.

La puesta en escena devela el sentido performativo del cuerpo, ya que por la calidad del texto y las actuaciones los recursos tecnológicos no son necesarios. El sentido de precariedad material se suple por las experimentaciones con el sonido corporal, los silencios y el lenguaje no verbal.

Las alusiones repetitivas de una realidad histórica (tomas emblemáticas, dirigentes estudiantiles asesinados, etc.) nos permiten reflexionar sobre la circularidad del tiempo. Agujeros negros, las leyes de la física y el tiempo que se detiene son recursos para pensar en una derrota generacional que se pregunta si valió la pena sacrificarse por un bien común, dentro de un contexto que repite la violencia desde otro sitio.

Lee también:Cuento: Beda EstradaTeatro: Reseña de Estado Vegetal de Manuela Infante

Carolina Hernández Parraguez

(Chile, 1983)

Picture1

Es profesora de Lenguaje y Comunicación, Magíster en Literatura Latinoamericana y chilena de la Universidad de Santiago. Actualmente cursa doctorado de Estudios Americanos en la misma institución. Su investigación se centra en los Estudios teatrales Sudamericanos.

 

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s