Poesía: Carlos Trujillo

LLUVIAS TORRENCIALES EN LOS BOSQUES DEL SUR
A 45 años del fallecimiento de Pablo Neruda

 

Primavera sureña, primavera pluvialmente chilota

La lluvia incontenible

Cae como el recuerdo sobre las pampas verdes

Neruda se nos fue el 73

Sólo hizo el guiño de irse

Entre las olas de la muchedumbre

Pareció que se iba , capitán en su barco hacia otros rumbos

Y no era la Alameda ni era el Cementerio General

Pareció que se iba rodeado por su pueblo que cantaba

Ese día marchito

Esos días marchitos, ese tiempo

De brumas que no eran del océano tormentoso

Silencioso se fue entre gritos y llantos

“Se siente, se siente, Neruda está presente”

Y fuimos junto a él allá o aquí

El corazón rompiendo sus amarras

Desbaratando miedos

Sin saber o sabiendo que no se iba

Que no se iría a ninguna parte

Que no fuera su mundo, su Chile, su planeta

Donde está igual que siempre

Viviendo y recitando con esa voz nasal y cavernosa

“Allá en la isla/ el mar/ y cuánto mar/

Se sale de sí mismo/ a cada rato”

Sin importar cuál isla ni cuál mar

Todas las islas, sí

Todos los mares de este mundo hermoso

Sacudiendo sus crines sobre la hoja

Haciendo del poema un gran relámpago

Firme en la proa, siempre vista al frente

El capitán Neruda aún más vivo hoy que ayer
Mañana, siempre.

 

Altos de Astillero, 21 de septiembre de 2018

 

Carlos Trujillo

(Chile, 1950)

img_1664

Nacido en Castro, Chiloé, se tituló de Profesor de Estado en Castellano en la Universidad de Chile de Temuco. Más tarde se dedicó a la docencia en diversos liceos chilotes, principalmente en el Liceo “Galvarino Riveros” de Castro. En ese periodo fundó el Taller Literario Aumen que también dirtigió desde su fundación en 1975, hasta 1980 cuando viajó a Estados Unidos para hacer estudios de post-grado.

Junto al Taller Literario Aumen publicó aproximadamente doce números de la revista “Aumen” y numerosas hojas literarias de poesía y cuento de los integrantes de dicho taller. Organizó el Primer Encuentro de Escritores en Chiloe (agosto de 1978) y el Segundo Encuentro de Escritores en Chiloé (1988), además de numerosas actividades literarias y culturales en ese lapso de 14 años.

En 1989, empujado por Gonzalo Rojas, se va a Estados Unidos a realizar los estudios de doctorado en la Universidad de Pensilvania, Filadelfia. Desde 1991 ejerce la docencia en la Universidad de Villanova, donde ocupó el cargo de Director del Programa Graduado en Estudios Hispánicos por cinco años y durante 22 años dirigió un taller literario en el que participaron estudiantes de pre y post grado, así como profesores y gente de la zona (incluso Nueva Jersey y Nueva York). Igualmente en 1992 inició un Programa de Verano en Chile, que comenzó realizándose en Concepción y posteriormente fue trasladado a Valparaíso. Fue director de este programa de verano de Estudios Latinoamericanos por aproximadamente doce años, y lo retomará a partir del próximo semestre.

En 1975 resultó ganador del primer premio en el primer concurso nacional de poesía realizado después del golpe de estado y desde entonces su nombre formó parte del pequeño grupo de poetas jóvenes conocidos a nivel nacional.

En 1991, la Fundación Neruda le otorgó el Premio Pablo Neruda por su obra publicada.

2 Comments Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s