Cuento: Beda Estrada

Intercambio de corazones   Mi amigo me contó que durante este caso afloraron a su memoria recuerdos de su infancia. Su abuelo tuvo un taller de juguetes y ese taller estuvo situado en una de las habitaciones de una casa grande conocida como el Castillo Rojo, rojo por el color exterior de sus muros antiguos….

Cuento: Beda Estrada

  ¿A quién mira?   Cuando mi amigo me contó el caso que estaba investigando quedé perplejo. Encontraron el cuerpo desnudo de una mujer joven flotando en la piscina del Club de la Unión. Le habían sacado los ojos y se los habían colgado al cuello con una cuerda de piano, la misma cuerda con…

Cuento: Beda Estrada

La señora Anderton, de ochenta y ocho años, compró un tostador de pan por teléfono. El tostador llegó metido en una caja de cartón corrugado y, ésta, en manos de un cartero. El cartero tuvo la amabilidad de dejar la encomienda sobre la mesa del comedor. La señora Anderton se lo agradeció con una de sus amables sonrisas y con una propina generosa. El cartero mismo, al recibirla, quedó asombrado y ella se sintió satisfecha, pensando que él se lo merecía.

Cuento: Beda Estrada

El vaquero que contaba las estrellas   El sheriff avanzó con paso firme hacia la puerta, sus pesadas botas hacían rechinar la madera del suelo. Se ajustó el cinturón, y cruzó el umbral. El brillo exterior le hizo parpadear un par de veces, luego, levantó sus manos hacia el conglomerado humano que se hallaba afuera…