Cuento: Jesús A. Gutierrez

El clérigo      Oye, Mono, te ganaste esta semana el derecho a repartir la chuspa de confites. Obtuviste la excelencia en disciplina, y una calificación de 5.00 (cinco cero cero) en la materia de educación moral y religiosa, le decía el cura “Bironcho”, mirándolo. El Mono se levantaba chorreándole miel de sus ojos, bailándole las pequitas…